¿Cómo funciona la protección estructural contra incendios?

 In Blog

La protección pasiva es un diseño de elementos específicos que son hábiles de evitar el inicio y propagación del fuego,

se trata de materiales ignífugos entre los que encontramos compartimentos, cerramientos, sellos y señalización intumescente.

Estos productos son los que conforman la protección estructural anti incendios y protegen las instalaciones del edificio que pueda llegar a ser amenazado por el fuego.

Los  productos de protección pasiva deben ser capaces de superar lo mínimo establecido por la normativa vigente. Entre los factores que se evalúan están la reacción, resistencia, estabilidad y luminiscencia ante pruebas contra fuego real.  Si todos estos requisitos se cumplen, la protección pasiva estará apta para:

  • Garantizar el control ante un incendio y facilitar la evacuación de las personas involucradas
  • Garantizar la estabilidad del edificio y evitar la propagación del fuego a otras partes
  • Garantizar una protección estructural de 24 horas
  • Asegurar una protección permanente sin la necesidad de la intervención humana.
Recent Posts

Dejar un comentario